18 de marzo de 2010

Huerta para las masas... la aventura - Capítulo 1

Nuestros 16 mts. cuadrados de tierra fértil en medio de la ciudad 

La idea de tener un pedazo de tierra para cultivar mis propios alimentos siempre me ha seducido. Es una idea un tanto romántica, lo reconozco, siendo una chica 100% santiaguina. Pero a la vez no tan loca. ¿Por qué no? Porque soy vegetariana hace diez años; porque creo entender el terrible daño que están causando los alimentos genéticamente modificados al medio ambiente y la salud; y, lo más importante de todo, porque adoro cocinar y no hay nada mejor que alimentarse con vegetales sabrosos, aromáticos y coloridos.

Con esas ideas y otras más dando vueltas por la cabeza fue que me encontré con un proyecto increíble llamado Medierías Orgánicas de la Aldea del Encuentro, en la comuna de La Reina. La idea es tan simple como asombrosa. El programa te cede 16 metros cuadrados de tierra para que realices siembras y plantaciones de todo tipo de hortalizas, hierbas y flores, según el sistema orgánico de cultivos. A cambio, el mediero o agricultor –en este caso nosotros- entregamos la mitad de la cosecha al programa. La producción recolectada de todas las medierías se vende cada viernes en la misma Aldea a la comunidad.

Así comenzó la aventura de convertirnos en pequeños agricultores. Somos dos, somos inexpertos y somos completamente felices de tener esta oportunidad.

A partir de hoy el compromiso es contarles semanalmente nuestra aventura -intercalada con los clásicos Menú del día-, que oficialmente, comenzó el martes 16 de marzo de 2010. Ese día nos pusimos los guantes, tomamos las horquetas y comenzamos a limpiar la tierra de las famosas malas hierbas. Hasta ahora no tenía la menor idea de qué eran efectivamente. A primera vista parece pasto, la clásica maleza del jardín, pero escarbando los 30 centímetros que nos recomendó Isabel, nos dimos cuenta de porqué son el gran dolor de cabeza de los agricultores. Sus raíces crecen de forma horizontal, se entrecruzan y se desarrollan con el mínimo de humedad. Por eso es tan necesario sacarlas por completo, sin dejar rastro de ellas.

Estas plantas invasivas impiden el normal crecimiento de las siembras, se comen los nutrientes y, por tanto, disminuyen el rendimiento esperado. En resumen, son un gran dolor de cabeza… y de brazos y piernas. Julia, la coordinadora del programa de Huertas, nos explicó que aunque hay que sacar todas estas hierbas, unas se van al tacho de la basura (la mayoría) y el resto directo a la compostera.

Después de tres horas de trabajo intenso, nos dimos cuenta de lo lenta que puede ser esta etapa. Logramos limpiar sólo un tercio del terreno. El avance es lento pero seguro en nuestra Huerta para las masas!

Buen día!
Fotos: menúparalasmasas

                                        
Mala hierba maligna / Mala hierba benigna

4 comentarios:

Shepard Daniel dijo...

Chicos... me encanta el proyecto! Les deseo mucha suerte en esta aventura y espero que escriban mucho que seguro yo sere una seguidora dedicada!

Con cariño, Shepard

Anónimo dijo...

FELICITACIONES!

nicolas dijo...

Animo, las malezas es uno de los primeros desafios que tendrán, asi que fuerza y honor!!!

isidora dijo...

bonita tu plantacion pero aun te falta te ire a ayudar adios