16 de agosto de 2013

Menú del día: Galletas de avena y frutos secos


Hace algunos días conversábamos entre amigos de los famosos antojos de las embarazadas. Y para ser sincera no creo haber tenido ningún deseo de comer algo en particular o extraño hasta ahora. En todo caso, nada parecido a los famosos pickles con helado -sí, tal cual!- que todo el mundo aquí en Québec piensa que es común tener como antojo. Un verdadero mito urbano, pienso yo. 

Pero bueno, mi reflexión continuó un poco más y me di cuenta que en los últimos dos meses tengo ganas de comer galletas. Nada muy exótico. Así que luego de comprar un par de veces unas ricas galletas y otras de me desilusionar con variedades de supermercado, decidí preparar una receta casera. Y aquí está el resultado.

Ingredientes (12 galletas):

  • 1 cuchara sopera de jugo de limón o vinagre de cidra
  • 1/2 taza de leche vegetal
  • 2 cucharas soperas de aceite
  • 1/2 taza de de azúcar integral o miel
  • 1 cuchara de té de esencia de vainilla o almendra
  • 1 cuchara sopera de linaza molida diluida en 3 cucharas soperas de agua
  • 1 taza de copos de avena entera
  • 1 taza de harina integral
  • 1/2 cuchara de té de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de frutos secos picados (yo utilicé arándanos y damascos)

Preparación:

Mezcla el jugo de limón con la leche vegetal y deja reposar por algunos minutos. Luego, mezcla en un bol el aceite, el azúcar, la esencia de vainilla, la linaza diluida y la leche vegetal al limón. A estas alturas puedes precalentar el horno a 180ºC o temperatura media.
Mezcla todos los ingredientes secos y luego incorpóralos a los líquidos. Mezcla delicadamente para humectar. 
Deposita la mezcla en una lata previamente aceitada con la ayuda de una cuchara y aplasta con un tenedor mojado. Cocinar entre 8 a 10 minutos.

Buen día!
Foto: menúparalasmasas

17 de abril de 2013

Menú del día: Garbanzos al estilo indio o Chana


Quizás ya se los había contado, pero cada vez que como garbanzos se me viene a la memoria todos esos años de los que me privé de tan delicioso alimento. No recuerdo cuanto tiempo pasó, pero sí recuerdo claramente que fue gracias al menestrón de mi padre que volví a descubrirlos y a amarlos.

Ahora que los garbanzos volvieron a ser parte de mi dieta, intento prepararlos de diferentes formas, ya sea en una ensalada, falafel, hummus, salteado de verduras, sopa y, más recientemente, preparando las maravillosas recetas de la cocina india.

En esta oportunidad fue el turno del clásico chana, unos de los platos más populares de la cocina india (o por lo menos, eso fue lo que me dijeron varios amigos que han tenido la oportunidad de estar allá) Bueno, en los restoranes también es un indiscutible de cualquier menú. Que la larga lista de ingredientes no les impida ensayar la receta, ya que una gran parte de ellos son aliños y semillas. 

Ingredientes:

  • 1/2 ajo picado
  • 1 pequeño trozo de gengibre picado
  • 1 pizca de semillas de comino
  • 1 cuchara de aceite de oliva
  • 1 pizca de Asafoetida (busquen en tiendas indias, de alimentos naturales o templos krishna)
  • 1/2 cuchara de de semillas de comino, mostaza y sésamo mezcladas
  • 1 cebolla picada
  • 1 y medio tomates picados
  • 1 cuchara de pasta de tomates (opcional)
  • 2 cucharas de comino en polvo
  • 1 cuchara de cúrcuma
  • 1 cuchara de garam masala
  • 6 clavos de olor
  • Pimienta a gusto
  • 2 batones de canela en trozos
  • 1 cuchara de laurel en polvo o algunas hojas 
  • 2 tazas de garbanzos
  • 1 taza de agua
  • Sal a gusto
  • 1 generoso puñado de cilantro fresco picado
Preparación:

Mezcla los 3 primeros ingredientes en un mortero y tritura. Deja a un lado. 
En una olla o sartén caliente el aceite y agrega la pizca de asafoetida y la mezcla de semillas. Cuando estas comiencen a explotar, agrega la cebolla, tomate, pasta de tomates, la mezcla de especias del inicio y sofríe hasta que la cebolla se ablande.
A continuación agrega el resto de los aliños (hasta el laurel) y revuelve por un minuto. Finalmente agrega los garbanzos, el agua, la sal y el cilantro picado. Cocina durante 10 minutos a temperatura media-baja. 
*Astucia: Si quieres espesar un poco la preparación puedes machacar algunos garbanzos antes de servir. Acompaña este aromático plato con arroz y pan pita o chapati (pan indio hecho con harina, agua y sal).

Buen día!
Foto: menúparalasmasas

21 de marzo de 2013

Menú del día: Quiche de espárrago y champiñón


Más de tres meses han pasado. Creo que es mi ausencia más prolongada del Menú. Pero bueno, aquí estoy por si algunos se preguntaban si esta bitácora había llegado a su fin. De hecho mi desaparición momentánea tiene una muy buena excusa... no tenía ganas de cocinar! Situaciones sin explicación como esta son las que pasan cuando una está embarazada. Pero creo que mis revoloteadas hormonas ya se están adaptando. De hecho esta semana he cocinado 3 de 4 días... nada mal, no? Recetas simples pero muy sabrosas, como este quiche de verduras.

Ingredientes:
Para la masa (molde de 22 cm):

  • 1 taza de harina integral
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 taza (60 ml) de aceite de oliva 
  • 1/4 taza (60 ml) de agua fría
Para el relleno:
  • 2 champiñones portobello u otro
  • 10 espárragos crudos en trozos
  • 1 pimentón pequeño
  • 3 huevos
  • 1 taza de leche vegetal (soya, arroz o almendra)
  • Aliños a gusto (cúrcuma, pimienta, sal, etc.)
  • Un pequeño trozo de queso normal, sin lactosa o vegetal (*si quieres que tu quiche sea mucho más nutritivo o simplemente porque te gusta)
Preparación:

Limpia y corta los champiñones en láminas. A continuación, sofríelos por un par de minutos solamente con un poco de sal para que eliminen el exceso de agua. Mientras tanto puedes comenzar a preparar la masa. Mezcla en un bol la harina y la sal. Bate vigorosamente el agua y aceite y luego incorpóralos a la mezcla seca. Amasa con las manos hasta formar una bola. Ahora puedes estirarla con las manos o con un rodillo hasta cubrir el molde por completo. Pincha con un tenedor para evitar que la masa se infle. 

Con la masa y champiñones listos, estás lista(o) para rellenar tu quiche. Agrega los champiñones, los espárragos y pimentón cortados en trozos. Mezcla y distribuye los ingredientes a través de toda la masa. Luego, en otro bol bate los huevos, agrega la leche y aliños y bate un poco más. Incorpora la mezcla líquida sobre todo el relleno. Si decidiste agregar un poco de queso, es el momento de rallarlo y agregarlo como toque final.

Hornea por 20 minutos a temperatura media (200 ºC) y disfruta con una ensalada a tu gusto.

Buen día!
Foto: menúparalasmasas

11 de diciembre de 2012

Menú del día: Bagels a la calabaza


Estoy muy emocionada con esta receta. De hecho jamás se me había cruzado por mi cabecita preparar los famosos bagels. El hecho es que me encontré con la urgencia de cocinar rápidamente una pequeña calabaza* -sí, las mismas de Haloween- que estaba entrando en un acelerado estado de descomposición. Así que comencé un largo periplo por la red en busca de alguna receta interesante. Y lo logré: encontré estos novedosos bagels a la calabaza** que me hicieron ponerme en acción de inmediato!

*La calabaza la podemos reemplazar por cualquier otro tipo de zapallo.
** Receta adaptada del sitio (en francés) Presque Végé.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua tibia
  • 2 c. de té de levadura tradicional
  • 1 c. de té de miel
  • 2/3 de taza de puré de calabaza
  • 2 tazas de harina integral
  • 1 1/2 taza de harina todo uso
  • 3/4 c. de té de sel de mar
  • 2 1/2 c. de sopa de azúcar integral
  • 1/2 c. de té de una mezcla de canela, gengibre y nuez moscada en polvo
  • Granos de sésamo y amapola
  • Aceite de oliva o girasol

Preparación:

  1. Comienza mezclando el agua tibia con la levadura y miel. Revuelve delicadamente y deja reposar por 10 minutos para activar la levadura. 
  2. En una gran fuente mezcla los dos tipos de harina, la sal, azúcar y la mezcla de especias. 
  3. Agrega el puré de calabaza a la mezcla de agua y levadura.
  4. Hace un pequeño pozo en el centro de los ingredientes secos y vierte la mezcla de calabaza. Mezcla con el tenedor hasta que la masa comience a adquirir una consistencia más sólida. Continua con las manos. 
  5. Coloca la masa sobre una plancha enharinada y comienza a amasar con los puños de forma delicada, sin mucha presión para que la masa no se compacte. Continua por 8 a 10 minutos. 
  6. Lava la fuente y agrega un poco de aceite. Deposita la masa, cubre con plastico film y déjala reposando por una hora en el horno (si tu horno tiene luz déjala encendida, sino, pre-calienta el horno a temperatura baja por 2-3 minutos y apágalo antes de depositar la masa)
  7. Una hora después la masa va a duplicar su tamaño original. Desínflala y divídela en 12 porciones iguales (en esta etapa es posible que la masa esté un poco húmeda. Si es así puedes ir agregando un poco de harina al amasar) Amasa un poco cada bolita, forma un rollo con las manos y finalmente modela un anillo y junta sus dos extremos (foto nº1 del montaje al final del texto). Deposita los bagels sobre una lata de horno con papel encerado, el cual debes rociar con un poco de aceite. Deja reposar nuevamente por 20 minutos (foto nº2).
  8. (Ahora viene la etapa que aún no logro comprender. Si ustedes conocen la respuesta, no duden en enviármela!) En una gran olla con agua hervida cocina 2 bagels a la vez durante 40 segundos por cada lado (foto nº3 ). Escurre cuidadosamente y déjalos por algunos segundos sobre papel absorbente. Repite la operación con cada bagel
  9. Vuelve a poner los bagels hervidos sobre la lata de horno (siempre con el papel encerado) Aplica una capa de leche vegetal sobre cada bagel y espolvorea con granos de sésamo o amapola a gusto (foto nº4). 
  10. Hornea durante 15 a 20 minutos a temperatura media (200ºC) o hasta que los bagels estén dorados. 
  11. Deja entibiar en una rejilla y disfruta tu bagel hecho en casa con una rica mermelada o prepara un sabroso sandwich con tus ingredientes favoritos.

Buen día!
Fotos: menúparalasmasas

10 de diciembre de 2012

Menú del día: Flor de muffin... sin gluten


Esta es una semana de experimentación culinaria. Luego de leer La alimentación, la tercera medicina, del doctor Jean Seignalet, comencé a preguntarme un poco más sobre los efectos de la alimentación moderna sobre nuestra salud. Nada nuevo dirán ustedes, pero esta vez fui un poco más allá y comencé a experimentar la alimentación sin gluten. Muy a la moda por estos días, la alergia o la intolerancia al gluten ha provocado una serie de mitos, falta de información y, sobre todo, especulación. Digo esto último porque en mi opinión el precio de los ingredientes o alimentos sin gluten es realmente exagerado. Sin duda ahora las opciones son cada vez más variadas, pero antes de esta "moda" comprar harina de arroz o garbanzos no era costoso. Ahora la realidad es muy distinta.

Dicho sea esto, a continuación dejo con ustedes uno de mis primeros intentos en la cocina sin gluten de forma consciente. 

Ingredientes (12 muffins):
  • 2 tazas de harina todo uso sin gluten (yo utilicé una mezcla preparada de arroz integral, tapioca, garbanzos, extracto de salvado de arroz y goma guar)
  • 1/2 taza de azúcar morena (integral)
  • 2 c. de té de bicarbonato de sodio
  • 1 c. de té de levadura química (baking soda) sin gluten
  • 2 c. de té de canela en polvo
  • 1/2 c. de té de sal
  • 2 c. de té de esencia de vainilla o almendras
  • 2 tazas de zanahoria rallada
  • 1 manzana pelada y rallada
  • 3 huevos
  • 1/2 taza de aceite de coco o girasol
  • 1/2 tasa de leche vegetal (coco, arroz, almendra o soya)
  • 3/4 taza de coco rallado
Preparación:

En una gran fuente mezcla la harina, el bicarbonato de sodio, la levadura, la canela, el azúcar y la sal. Luego agrega la zanahoria, el coco y la manzana. Mezcla.
En otra fuente bate los huevos con el aceite, la leche vegetal y la esencia. Incorpora esta mezcla líquida a la mezcla de harina y revuelve suavemente. Pre-caliente el horno a temperatura media y rellena los moldes. Cocina durante 35 a 40 minutos.

Buen día!
Foto: menúparalasmasas


19 de octubre de 2012

Menú del día: Crema de verduras... con olor a otoño


Buen día queridos epicúreos!
El fin del verano y la llegada de un intenso otoño produce efectos varios. Por un lado, la extraña e incómoda sensación de que el frío llega para quedarse por largos meses. Y por el otro, y más importante aún, la tristeza por el fin del periodo de cultivo. Justamente ayer fui a la huerta a cosechar zanahorias, apio nabo y los últimos tomatillos de la sesión. Para agradecer la maravillosa cosecha, decidí preparar una reconfortante y luminosa crema de verduras. 
Se huele el otoño!

Ingredientes:
  • 2 cebollas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 3 betarragas
  • 2 zanahorias
  • Aceite de oliva o girasol
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de ají en polvo
  • Sal y pimienta a gusto
  • Cilantro para decorar
Preparación:
Pela y trocea las cebollas y el ajo. Sofríe por un par de minutos y luego agrega las betarragas y zanahorias previamente troceadas. Sofríe nuevamente por un par de minutos y añade el caldo de verduras. Cocina durante 45 minutos a fuego medio-bajo. 
A continuación, separa algunos trozos de betarragas y zanahorias cocidos. Luego puedes agregar todos los aliños y trasladar el contenido a la licuadora hasta formar una crema ligera. Ahora puedes agregar los trozos de verduras a la crema (idealmente picados en cuadritos)
Sirve con un puñado de cilantro picado y disfruta su dulce savor y color penetrante!

Buen día!
Foto: menúparalasmasas

17 de setiembre de 2012

Menú del día: Fiesta de la cosecha urbana


Por estos días se celebra en la ciudad de Québec La semana del transporte colectivo y activo. Una de las actividades que se desarrollaron en el marco de esta actividad de sensibilización sobre la necesidad de cambiar nuestras costumbres de desplazamiento y optar por soluciones más amigables, como el transporte colectivo y la bicicleta, fue el Park(ing) Day. 

La idea del concurso es simple: ocupar durante todo un día un espacio de estacionamiento de forma alternativa. Es decir, transformar un espacio individualista por antonomasia en un espacio comunitario. Y eso es exactamente lo que hicimos con nuestro Mercado Urbano. En medio de una de las avenidas más comerciales y turísticas de Québec, la Gran Alameda, dimos vida a un mini mercado que celebraba a la agricultura urbana. Nuestra idea fue recrear una Fiesta de la cosecha, donde diferentes granjeros-amigos urbanos compartieran con los visitantes una pequeña parte de las verduras que cosecharon esta temporada. Fue así como nos encontramos con un maravilloso puesto lleno de tomates, porotos, uvas, pepinos, finas hierbas, pimentones y papas cosechados en jardines comunitarios, patios, balcones y techos de la ciudad.

Esta Fiesta de la cosecha fue una excelente oportunidad para mostrar los beneficios y alegrías que implica cultivar tus propios alimentos. Y un verdadero festín de sabor y color!

Muchas gracias a Samuel, Melissa, Mireille, Andrés, Caroline, Vincent, Rachel y Lili, entre otros muchos amigos que, como nosotros, creen, practican y promueven la agricultura urbana.

Buen día!
Foto: menúparalasmasas

17 de julio de 2012

Menú del día: Ensalada verde de espárragos, manzana y mayonesa de tofu


Escribiendo este nuevo menú me di cuenta que estoy un poco desfasada. Yo preparando ensaladas frescas con olor y sabor a verano y en Chile la gente se encuentra tiritando de frío. Qué contradicción! Bueno, así pasa cuando te encuentras al otro extremo del continente. 
Aquí la sesión estival comienza a donarnos sus maravillosos frutos y las posibilidades de disfrutar esos manjares de la naturaleza son infinitos. La receta?: Imaginación!

Ingredientes:
Ensalada (para 2 comensales):
  • Hojas de lechuga verde y roja (cantidad a gusto)
  • 1 berenjena grande
  • 1 manzana verde
  • 16 espárragos aprox.
  • 1 puñado de nueces partidas
  • 6 ciruelas secas (u otro fruto seco a gusto)
  • 6-8 trozos de pan baguette tostados.
Mayonesa de tofu:
  • 1 paquete de tofu suave (250 grs. aprox.)
  • 2 c. de sopa de jugo de limón
  • 1 c. de sopa de aceite de oliva
  • 1 c. de sopa de agua
  • 1 a 2 c. de sopa de mostaza Dijon (a gusto)
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 c. de sopa de miel
  • Sal y pimienta a gusto.
Preparación:
Comienza cortando la berenjena en rodajas no muy delgadas (digamos 1 cm.). Reboza estas últimas en sal gruesa y deja reposar por 10 minutos. Luego puedes lavar y cocer los espárragos en agua hirviendo por 5 minutos. Cuela y deja enfriar. Lava las rodajas de berenjena, escúrrelas y colócalas en una placa de horno con aceite de oliva, sal y pimienta. Hornea a fuego medio por ambos lados hasta que comiencen a dorarse. Antes de pasar a la mayonesa, puedes lavar las hojas de lechuga y trocear la manzana, las nueces y ciruelas. 


La mayonesa de tofu es realmente simple a preparar y buena para la salud, por su poco contenido de grasa en comparación a su versión tradicional. Sólo tienes que agregar todos los ingredientes a una juguera o mini pymer y mezclar hasta obtener una pasta cremosa. Degusta y corrige la sazón.
Mientras armas tu ensalada en cada plato, puedes tostar los trozos de pan. Finalmente vierte una cantidad generosa de mayonesa.


Buen día!
Foto: menúparalasmasas 

19 de junio de 2012

Menú del día: Agricultura urbana en acción


Vecinos implicados, muchas ideas, un deseo común de ver más vegetación y las ganas de pasar a la acción. Es con ese espíritu que nació el proyecto colectivo  Verdir La Tourelle (o Verdear La Torrecilla). Durante seis semanas los vecinos participantes construimos macetas con reserva de agua y contenedores de madera. Todo, con materiales recuperados.

Gramíneas, verduras comestibles (tomates, maíz, lechugas, pimentones, etc.), finas hierbas y flores fueron plantadas para embellecer nuestro medio ambiente y crecerán durante todo el verano por el placer de todas y todos.

El sábado 2 de junio, día de la Fiesta de los Vecinos aquí en la ciudad de Québec, los ocho contenedores de madera hicieron su aparición en la vereda frente a la casa de cada vecino participante. Para celebrar este lindo proyecto y, sobre todo la vida de barrio, cerramos la jornada con un almuerzo comunitario.

En un momento en que la agricultura urbana está tomando fuerza, los residentes de la calle La Tourelle recuperamos los espacios urbanos para volverlos más verdes y más humanos.

Buen día!
Fotos: menúparalasmasas

10 de mayo de 2012

Menú del día: Muffin de plátanos y dátiles


Esta semana vuelvo con un rico postre o colación sana. Una de las cosas que más me gusta de preparar recetas dulces es, precisamente, no utilizar azúcar. ¿Cómo hacerlo? Simple, endulzamos con azúcares naturales, como frutas o miel. De esta forma nos aseguramos de comer un alimento rico y sano al mismo tiempo. Estos muffins o quequitos los preparamos un sábado en la noche para agasajar a nuestros vecinos, quienes al día siguiente llegaron en masa para participar en un proyecto de agricultura urbana que lanzamos para llenar de vegetación nuestra linda calle. El proyecto está en marcha y los muffins fueron devorados!


Ingredientes:

  • 1 taza y media de harina integral
  • 3 c. de té de levadura química ("baking soda")
  • 1/2 c. de té de nuez moscada
  • 1/2 taza de salvado de trigo
  • 1 taza de dátiles picados
  • 2 grandes plátanos (bananas) en puré
  • 1/3 taza de aceite vegetal
  • 2 huevos
  • Semillas de amapola o chia para decorar
  • *Utilizar un poco de leche vegetal (soya, almendra o arroz) si la mezcla es demasiado espesa.
Preparación:
Comenzamos tamizando la harina junto a la levadura y la nuez moscada. Agregamos el salvado, los dátiles y mezclamos. En un segundo bol batimos el aceite, los huevos y el puré de plátano. Finalmente incorporamos las dos mezclas y batimos sin exagerar.
Con una cuchara llenamos los moldes previamente aceitados. La otra opción es poner  moldes de papel y así no agregamos aceite. Cocinamos a temperatura media (200ºC-400ºF) durante 20 a 25 minutos.

Buen día!
Foto: menúparalasmasas