26 de abril de 2010

Menú del día: Lasaña de quinoa



Este sí que fue un gran almuerzo de sábado. Mi día comenzó en la huerta, donde recibí la visita de mi amiga Myriam. Luego nos fuimos de paseo por la Feria Orgánica (que aprovecho de recordarles se instala todos los sábados en la misma Aldea del Encuentro de La Reina), donde encontramos deliciosas verduras para el almuerzo y una generosa bolsa de quinoa. Lo más importante de todo, a muy buen precio!
Luego nos fuimos a su casa a preparar el menú del día que surgió en el camino: una cálida crema de zapallo y de fondo lasaña de quinoa, receta que ninguna de las dos había preparado antes y que en mi caso jamás había tenido el placer de comer. Así que manos a la obra.

Ingredientes:
3 tazas de quinoa lavada
2 zapallos italianos
2 zanahorias
1 cebolla
2 dientes de ajo
5 tomates maduros
Aliños (sal, pimienta, curry, merkén)

Preparación:
En primer lugar tienes que lavar la quinoa, con mucha paciencia y dedicación. Porque encontrarse con pequeñas piedras o palos mientras comes no es nada agradable, menos para tus dientes. Así que en esta ocasión la tarea recayó en mi buena amiga, mientras yo me dedicaba a pelar y cortar todas las verduras en pequeños cubos. Mientras la quinoa se cocinaba, Myriam peló y troceó el suave y dulce zapallo butternut que llevamos a casa. Trozos que luego salteó junto a una generosa cantidad de ajo en la olla y que luego de agregar agua dejó cocinar por unos 15 a 20 minutos. 

Con las verduras preparamos un abundante salteado que aliñamos con todas las especies y que intentamos quedara lo más jugoso posible. Finalmente armamos nuestra exótica lasaña: una capa de salsa, otra de quinoa bien compacta, otra de salsa y la última capa de quinoa. Para el toque final agregamos una fina capa de queso en trozo rallado. Las dos fuentes que armamos las llevamos al horno por 10 minutos hasta gratinar.

El banquete estaba listo, solo quedaba licuar el zapallo para convertirlo en una cremosa sopa que servimos con pimienta molida y pequeños trozos de nueces. A la altura de nuestra entrada y plato de fondo estuvo la ensalada: una sabrosa mezcla de tomates cherry rojos y amarillos, con un toque de aceite de oliva y sal.



Buen día!
Fotos: Myriam Salazar y menúparalasmasas 




4 comentarios:

Núria dijo...

Todo delicioso.
besos

myriam dijo...

excelente a repetirlo!!!

sol dijo...

Me pareció muy original tu receta. Me encanta la quinoa, pero no se me había ocurrido utilizarla para preparar una lasaña.
Saludos!

Macarena Silva dijo...

Gracias Sol, la verdad es que sigo sorprendida con nuestra receta, así que te invito a prepararla!
Saludos y gracias por la visita y tu energético blog!
Maca